Gabriel Díaz tenía un objetivo personal pendiente, logró terminar el secundario

gabriel-diazGabriel Díaz, más conocido como ‘El Gaby’, fue uno de los jugadores del básquet argentino más reconocidos y talentosos de la década pasada. Pero tenía un objetivo personal pendiente, terminar el secundario, y hace poco tiempo lo pudo lograr:

Comenzó a jugar a los 10 años en Tucumán y a los 13 se fue a Bahía Blanca (Capital del básquet argentino). En ese momento ‘el Gaby’ cursaba el segundo año del secundario, pero su andar en el colegio comenzaba a interrumpirse.

“En el club de Bahía Blanca era obligación estudiar, pero hice un año y dejé. Luego me fui a jugar a Cañada de Gómez a los 16 años, donde también el estudio era obligatorio; Estudié un tiempo pero otra vez abandoné, porque se me mezclaban los viajes de la Liga Nacional con el equipo y las concentraciones de la selección juvenil en Buenos Aires, que eran largas”.

Gabriel reconoce: “Sinceramente no tenía mucho entusiasmo por estudiar, en ese momento no te das cuenta lo importante que es.  En esa época tampoco existía la posibilidad de estudiar a distancia como ahora”.

Díaz jugó en las inferiores de la selección Nacional y en la mayor, logró varios títulos en  la liga Nacional y tuvo un paso por el básquet de Italia. Recuerda: “Con Estudiantes de Olavarría ganamos todo, año 98 a 2000: Liga Nacional, sudamericano y panamericano; Fueron 2 años de muchos éxitos”.

Luego de su paso por Italia, regresa a Argentina a jugar en la ciudad de Sunchales, Santa Fe. “Cuando estaba terminando la temporada descubrí esto del Aula Satelital allí en Sunchales, pero puede hacer solo una materia porque que en el siguiente campeonato me fui a juagar a Córdoba, donde no había Aula Satelital. Y finalmente vengo a Gualeguaychú, para jugar en el Club Central Entrerriano.

“Cuando llego a Gualeguaychú me encuentro con que tenía el Aula Satelital a la vuelta del club y que la esposa del Kinesiólogo del equipo era la coordinadora de la institución. Yo tenía muchas ganas de hacer el secundario y entonces empecé”.

“La Liga de básquet te lleva mucho tiempo de viajes, pero los entrenamiento son cuatro horas por día como mucho, entonces te da para estudiar. Solo algunas materias me costaron un poco más, como por ejemplo matemática o inglés, recuerdo un profesor que se llama Fabián que me ayudó muchísimo; Igual dentro de todo este sistema me ofrecía una gran oportunidad”.

“Estudiaba en mi casa y en los viajes me llevaba los apuntes. En este recorrido me sentí muy apoyado y acompañado en todo momento, me trataron muy bien y eso me facilitó todo.

También ‘El Gaby’ nos confesó: “Los nervios que sentía antes de rendir, eran como para un partido, era lo único que se podía comparar con un partido. El saber si estarás preparado o no, las preguntas que te iban a dar, etc. se comparaba a un partido, para mí”.

“Esto era una deuda que tenía conmigo, era como que algo me faltaba, y además quería demostrarles y darles el ejemplo a mis hijos de lo importante que es el estudio. A los 34 años me recibí y me sentí muy orgulloso de lo que había hecho. La satisfacción y alegría que sentí cuando recibí el diploma junto a mi familia fue muy lindo. En el deporte viví muchas cosas muy lindas, pero esto fue muy parecido a las mejores cosas que me tocó vivir como deportista”.

El mensaje que Gabriel les deja a los chicos es que estudien y que hagan algún deporte, “que traten de mejorar día a día pero sobre todo que lo disfruten mucho y se diviertan. El estudio es muy importante, es lo que me dijeron a mí y en su momento no le di la importancia que realmente tenía, es muy útil y los va a ayudar mucho en su vida”.

“Por la forma que vivo yo el deporte creo que los chicos hoy en día tienen que vivir el estudio y el deporte como actividades que van de la mano, las dos cosas para mí son muy importantes. A mis hijos trato de inculcarles las dos cosas porque son muy importantes en la vida”.

Respecto al mensaje que expresa a la gente mayor, que no pudo terminar el secundario en su momento, nos dice: “Se que hay situaciones más difíciles que las que tuve yo, lo entiendo, pero se puede y es muy gratificante poder hacerlo, es una sensación difícil de explicar, es muy lindo. Poder terminar el secundario te hace sentir completo y orgulloso de lo que logras”.

Hoy en día, ‘el Gaby’ está instalado definitivamente en la ciudad, con su familia, negocio relacionado a la construcción y entrenando a las categorías formativas de Central Entrerriano. “Cuando llegué a Gualeguaychú pensé que era un lugar de paso, pero ya hace ocho años que estoy y me gusta mucho, su gente y la tranquilidad, todavía podemos dejar a nuestros hijos andar en la ciudad sin mayores problemas y eso lo tenemos que cuidar entre todos”.

Fuente: Aula Satelital Gualeguaychú

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .