Se viene la Liga Argentina de Basquetbol (LAB)

Hace años, precisamente 1982, se instalaba en nuestro país la idea primaria de la actual LIGA NACIONAL DE BASQUETBOL que, con el correr del tiempo, vino a constituir un verdadero paradigma en nuestra América Latina y que diera lugar a una suerte de imitación por parte de los restantes países para poner en funcionamiento una liga análoga.

Luego, con el tiempo, puesta en funcionamiento la Liga Nacional se constituyen los restantes torneos clasificatorios para la máxima élite, es decir el Torneo Nacional de Ascenso, la Liga B y la Liga C.

Esto, a mi criterio, vino a constituir en las realidades de las entidades federativas y/o asociativas y de los clubes que nucleaban una suerte de retroceso, proceso este que requiere un mayor espacio de discusión; y que reflejara una sentencia atribuida al inolvidable mentor de la Liga, León Najnudel, en el sentido de que la Liga Nacional no la juega quien quiere, sino quien puede, quien cuenta con los medios para afrontar tal emprendimiento; medios estos de distinta índole.

Así las cosas, y esto debe ser reconocido, se avanzó lenta, pausada pero constantemente en el basquet nacional hasta obtener los frutos de la conocida “legión dorada”, con la exportación de jugadores a distintos puntos del planeta, incluyendo la poderosa NBA, y las competitivas ligas de España e Italia.

Esto, y que la gente no se equivoque, no es fruto exclusivo de la CABB, de sus dirigentes, sino de la importancia y competitividad puesta de manifiesto en la disputa de la Liga Nacional, y sus restantes torneos inferiores ya citados; y, a mi criterio, una porción de rédito puede ser atribuible a la CABB en cuanto a la inserción del basquet argentino en el concierto de las restantes “potencias” conformando para ello una estructura adecuada a mas de la elección de un cuerpo técnico de excelencia que se habría de valer, en exclusividad, de jugadores surgidos de la competencia de la Liga nacional.

Pero quizás por cuestiones, desde mi perspectiva, de descentralización de actividades, o imposibilidad de afrontar los compromisos de todo índole significa organizar, la ADC acordó “ceder” a la CABB la organización y disputa como control y demás de a) ex Liga C, hoy Torneos Provinciales; y b) ex Liga B, hoy LAB -Liga Argentina de Basquetbol- creando para ello “conferencias” emulando, en lo posible, a la gran y poderosa NBA.

En reunión extraordinaria de la CABB celebrada recientemente se trataron cuestiones puntuales, como el reglamento general y el calendario de la LAB (ex Liga B) que, a partir del año 2011, quedarán en manos de la CABB su disputa, con lo cual la ADC se desprende de la administración de la ex Liga B. Luego, se hizo llegar por mail a los convocados a la antes citada asamblea extraordinario un modelo de contrato de jugador, como un reglamento que deben observar los jugadores que participaran en la LAB, en los clubes que los contrataran.

Entiendo, de primeras, que la decisión de la ADC como de la CABB importa, en la realidad de los hechos, una descentralización de la organización de campeonatos de nivel nacional, lo que se verifica con lo que aconteciera con la ex Liga C y, ahora, con la “fallecida” ex Liga B. A la vez que se traduce en una mayor responsabilidad para las Federaciones locales por, precisamente, la descentralización antes comentada.

De modo tal que considero que es preciso contar -a la brevedad- con el reglamento general aprobado -ya se cuenta con el calendario tentativo- a los fines de su análisis, y comentario/ discusión/conocimiento por parte de los integrantes de las Federaciones; como así también proceder a un adecuado análisis del contrato – modelo remitido, por las consecuencias que podrían derivar hacia los clubes contratantes, como a la misma Federación y/o CABB por un factible incumplimiento en los pagos por parte de los clubes cuestión esta que, anteriormente, debía afrontar la ADC, al ser accionada, en caso de falta de pago, en calidad de tercero; como del reglamento al cual deberán los jugadores respetar en su desempeño.

Además, los clubes con posibilidades de acceder a la LAB, locales, deben conocer al respecto, en su integridad, para no verse sorprendidos al momento de pretender disputar dicha Liga. Por ultimo, me permito señalar la importancia y preponderancia del rol de la FTBB a partir de las decisiones de la misma CABB, ante las decisiones adoptadas en las disputas tanto del Campeonato Provincial como la LAB.

El tiempo, a mas de los análisis que a priori corresponde efectuar, habrán de darnos una visión completa, y no sesgada, del futuro de estas competencias que habrán de ser organizadas, en general, por la CABB y por las Federaciones que la integran, ante lo cual una vez mas se impone un verdadero desafío para los clubes que deseen tomar participación, como para las Asociaciones locales en procura del armado y diseño de torneos competitivos y convocantes.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .